Cómo ahorrar en electricidad: Aprenda a reducir su factura eléctrica

A la hora de pagar la factura de los servicios públicos cada mes, la mayoría de nosotros somos probablemente más conscientes de lo que gastamos que de lo que realmente ahorramos. Resulta que, aunque no siempre seamos conscientes de ello, cada día hacemos un montón de pequeñas cosas para mantener los costes bajos.

Reducir el consumo de energía es una de las formas más rentables de reducir la factura de los servicios públicos. En comparación con otras medidas de ahorro energético, puede parecerte que no estás haciendo mucho para ahorrar dinero, pero cuanto más lo hagas, más verás cómo se acumulan tus ahorros.

Aprende a utilizar la energía

El primer paso para ahorrar dinero en la factura eléctrica es entender cómo funciona la electricidad. Una de las mejores maneras de aprender cómo se utiliza la energía es con un termostato programable. Si no lo usas, configura tu sistema de climatización a una temperatura alta o sube la calefacción en una habitación y mantenla baja en otra.

También puedes echar un vistazo a tus facturas mensuales para ver dónde puedes recortar. Por ejemplo, si tiene un frigorífico viejo, sustituirlo por uno más nuevo le ahorrará dinero con el tiempo, porque se calcula que los frigoríficos pierden un cinco por ciento de su eficiencia cada año después de los primeros cinco años de uso.

También merece la pena aprovechar recursos gratuitos como las aplicaciones meteorológicas que pueden ayudarle a planificar los días más fríos y las semanas laborales más cortas para que su casa no necesite tanta calefacción o refrigeración.

Intente utilizar una iluminación de bajo consumo

La forma más sencilla de reducir la factura de la luz es utilizar una iluminación de bajo consumo. El cambio a bombillas más nuevas y de mayor eficiencia energética puede ahorrarle dinero en sus facturas de servicios.

Otra buena idea es instalar luces «inteligentes» o una luz con sensor de movimiento que se encienda cuando entres en una habitación. Estas luces están programadas para permanecer apagadas mientras estés en la habitación y se encienden cuando salgas. También se apagan automáticamente por la noche para reducir consumo electricidad.

Si quieres ahorrar aún más dinero, prueba a instalar un «monitor de energía». Este dispositivo se conecta a la toma de corriente y te avisa cuando hace demasiado calor o frío. Así podrás ajustar tu aparato de aire acondicionado en consecuencia.

Realice una auditoría energética de su casa

El primer paso es realizar una auditoría energética de tu casa. Una auditoría energética es un informe que le ayuda a identificar dónde está utilizando la mayor parte de la electricidad y cuánto dinero está ahorrando realmente al aplicar ciertos cambios. Este informe le dará una lista de recomendaciones sobre lo que puede hacer para reducir sus gastos de electricidad. Cabe destacar que este tipo de servicio no suele ser gratuito, pero puede merecer la pena a largo plazo.

Una vez que haya completado la auditoría energética, eche un vistazo a las recomendaciones y determine cuáles tienen sentido para su hogar. Con estos cambios, su factura de servicios públicos debería disminuir, así como su huella de carbono.

No desperdiciar el agua caliente

También es fácil desperdiciar mucha agua caliente. El agua caliente se utiliza normalmente para lavar los platos, la ropa y las duchas. Si no hace ninguna de esas cosas, probablemente esté desperdiciando mucha agua caliente. La forma más fácil de evitarlo es instalar duchas e inodoros de bajo caudal en tu casa.

La otra cosa que hay que hacer es desenchufar los aparatos que no se utilizan cuando no están en uso. Desenchufa el horno mientras cocinas, el frigorífico si no está en marcha, la televisión si no está conectada a una toma de corriente y todo lo que se te ocurra. Estos electrodomésticos seguirán enchufados cuando nadie los utilice, por lo que siguen consumiendo energía innecesariamente.

Otra forma sencilla de reducir el consumo de energía es utilizar temporizadores en las luces o utilizar luces con sensor de movimiento. Cuando el sensor de movimiento detecta que no hay personas o animales en la zona durante un tiempo determinado (como 5 segundos), apaga automáticamente la luz y ahorra dinero en gastos de electricidad durante ese periodo.

Enfriar el intercambio de aire

Una de las formas más básicas de ahorrar en electricidad es evitar que su casa se caliente demasiado. Mantener el intercambio de aire en su casa puede ayudar a esto, y es algo que puede hacer fácilmente con unos pocos pasos.

Si su casa es especialmente calurosa durante los meses de verano, considere la posibilidad de abrir las ventanas de su casa o poner en marcha un aire acondicionado durante el día. Si tiene una unidad central de aire acondicionado, considere la posibilidad de apagarla cuando no la necesite. Aunque al principio pueda parecer una molestia, en realidad será muy beneficioso a largo plazo, ya que podrá conservar más energía.

¿Hay algún lugar más caliente que el interior de un coche? Cuando la temperatura exterior sea demasiado alta, enciende el aire acondicionado de tu coche y cierra todas las ventanas si es posible. Puede parecer que no habrá mucha diferencia cuando estés conduciendo, pero cuando te detengas para refrescarte, en realidad tu coche necesitará menos energía para enfriarse que tu casa.

No deje los motores en marcha

El primer paso para ahorrar dinero en electricidad es asegurarse de que los motores no están en marcha cuando no estás en casa. Esto incluye

– apagar el aire acondicionado o la calefacción

– apagar la televisión o la radio

– cerrar todas las ventanas y puertas

– apagar el Bluetooth, el Wi-Fi y otros dispositivos inalámbricos

Estas medidas no sólo te ayudarán a evitar el consumo innecesario de energía, sino que también reducirán tu factura de la luz. Pero, ¿qué hacer si vas a salir durante el día? Una forma de reducir el consumo de energía es tomar duchas más cortas y apagar el calentador de agua cuando salgas de viaje durante el día. A la hora de cocinar, intenta utilizar un horno con encendido electrónico (como el de gas) para cocinar rápidamente sin tener que esperar a que se calienten los quemadores. Si eso no funciona, enciende el ventilador antes de empezar a cocinar o utiliza un horno microondas en su lugar.

Truco para enfriar las tuberías de agua caliente

Una de las mejores formas de ahorrar en electricidad es reducir la cantidad de agua caliente que se utiliza. Una forma de conseguirlo es instalar una bomba de calor en su casa. Esto evitará que se utilice un exceso de agua caliente, lo que puede resultar caro.

Otra forma de mantener bajos los costes de energía es utilizar un temporizador o termostato. Dependiendo de la temperatura que desee y del tiempo que necesite que el agua permanezca caliente, puede programar el temporizador para que se encienda y apague automáticamente.

Éstas son sólo algunas de las muchas y sencillas formas de reducir el consumo de energía sin dejar de lado la vida cotidiana.

Resumiendo cómo se puede ahorrar en electricidad

Hay muchas maneras de reducir la cantidad de energía que se utiliza en su casa. Puedes utilizar programas como Energy Savers, que te ayudarán a ajustar el termostato y los electrodomésticos para reducir el consumo total de energía de tu casa.

Además, cada vez aparecen nuevos inventos que te permiten controlar mejor la cantidad de electricidad que consumes, como los enchufes inteligentes o los interruptores de luz automáticos. Con estos productos, es más fácil que nunca configurar los temporizadores de las luces o los electrodomésticos para que sólo se enciendan cuando sean necesarios. Estos productos también proporcionan una capa adicional de protección contra las subidas de tensión y los apagones.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.